La gestión del medio ambiente implica conjugar la protección y conservación de los valores naturales y patrimoniales con su uso y aprovechamiento por parte de la ciudadanía. Esta tarea, así como la promoción de un modelo de desarrollo más respetuoso con el medio, es la que tiene asignada el Área de Medio Ambiente, Sostenibilidad Territorial y de Recursos del Cabildo de Tenerife.

Además de las competencias propias que como entidad local insular ya tenía el Cabildo, se han ido sucediendo diversas transferencias desde la Comunidad Autónoma, en materia de caza, de servicios forestales, vías pecuarias y pastos; protección del medio ambiente y gestión y conservación de espacios naturales protegidos.

Las funciones que conlleva la gestión del medio ambiente insular integran tareas inherentes a los procedimientos autorizatorios o sancionadores, pero también la elaboración y ejecución de muy diversas acciones encaminadas a objetivos tales como la protección y restauración de especies de flora y de fauna, o la construcción y rehabilitación de senderos, áreas recreativas y otros equipamientos de uso público, la prevención y extinción de incendios forestales, campañas y programas de educación ambiental y de voluntariado, acciones para el desarrollo socioeconómico de las poblaciones de los parques rurales o la promoción de la eficiencia energética, entre otras. Son tres las vertientes de esta gestión:

¨      Conservación, manejo y aprovechamiento de recursos naturales y culturales.

Incluye todas las competencias en gestión de espacios naturales protegidos, gestión forestal, conservación de la biodiversidad y uso de ésta (investigación, seguimiento, control de poblaciones cinegéticas, etc.), prevención y extinción de incendios, aprovechamientos (madera, pinocha, rama verde, apicultura, etc.), protección del patrimonio histórico de los espacios naturales, etc., evaluación de impacto, inspección o la sanción.

¨      Políticas recreativa y educativa de la naturaleza

Incluye las competencias en promoción y regulación del uso público y la visita de la naturaleza y los espacios naturales, ya sea por razones de recreo, deporte, laborales o culturales,

¨      Desarrollo socioeconómico de las poblaciones

Es clave vincular estrechamente la economía, la vida social y la participación ciudadana a la política ambiental, de forma que se consiga una acción integrada en los campos ambiental, económico y social. El Área desarrolla varias líneas de trabajo, unas relacionadas directamente con la mejora de las condiciones de vida de la población residente o dependiente de espacios naturales protegidos –caso, por ejemplo, de los parques rurales de Anaga y de Teno-, y otras con los agentes económicos, buscando la armonización de los objetivos de progreso de éstos con los objetivos de protección del medio ambiente, como es este proyecto LASOS, los proyectos de formación y asesoramiento ambiental con la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife o la línea de detección y estudio de nichos rentables de negocio ambiental.

También se destaca el papel del Cabildo como coordinador insular del Pacto de Los Alcaldes, principal red europea de autoridades locales y regionales que asumen el compromiso voluntario de mejorar la eficiencia energética y utilizar fuentes de energía renovables en sus territorios.

Por último, se pone de relieve la línea de trabajo relacionada con la participación ciudadana y el voluntariado ambiental, así como la participación de los agentes económicos y la responsabilidad social corporativa

Deja un comentario